Los lunes son un mal día. Si has tenido un buen fin de semana los lunes son horribles por tener que volver a madrugar y si han sido un asco de no moverse del sillón tenemos un problema porque lo que menos nos apetecerá será volver el lunes a la rutina. De una forma o de otra, tendrían que inverntar una pastilla para que los lunes fueran menos mortífero de lo que son.

El PSOE sabe ganar elecciones y el PP sabe gobernar

III Guerra Mundial en Masterchef